Finalidad

“Las Sociedades de Beneficencia Pública y Juntas de Participación Social, tienen como finalidad la promoción, atención y apoyo a niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, ancianos, y en general toda persona en situación de riesgo y abandono o con problemas psíquicos, sociales o corporales que menoscaben su desarrollo humano”. (Artículo 1° del Decreto Supremo N° 008-98-PROMUDEH).

La Misión de la SBP/JPS es brindar apoyo social a los Niños, Adolescentes, Jóvenes, Mujeres, Adultos Mayores, Enfermos y Discapacitados de los sectores más pobres, que se encuentran en estado de desamparo familiar y social.

El apoyo social que brinda se caracteriza por la Equidad, Solidaridad, Eficiencia, entregándolo Oportunamente, y en lo posible creando capacidades para el autodesarrollo de la persona. La SBP/JPS integra el SPR, y es consciente de la responsabilidad de ser creadora de alternativa para el necesitado, y del uso eficiente de los recursos.

::Creación del sistema de Población en Riesgo::

En concordancia a los dispositivos y objetivos de la Ley N° 26918 Ley de creación del Sistema Nacional para la Población en Riesgo (SNPR) que en su artículo N° 03 señala: Forman parte del Sistema, las Sociedades de Beneficencia Pública y Juntas de Participación Social. Las mismas que son reguladas por Decreto Legislativo N° 356 y las demás entidades del Sector Público cuyos fines primordiales sean el Desarrollo de servicio de Promoción, atención y apoyo a niñas y adolescentes, jóvenes, mujeres, ancianos y en general toda persona en situación de riesgo abandono o con problemas sociales o corporales que menoscaben su desarrollo humano.

Dentro de este marco viene trabajando el actual Directorio de la Sociedad de Beneficencia Pública de Sullana empeñado en la construcción del Hogar Albergue “La Perla del Chira” y la firma del convenio del Programa “Educadores de Calle” para atender al segmento de población arriba señalado.

Las Sociedades de Beneficencia Pública y las Juntas de Participación Social del Perú son instituciones centenarias por su antigua creación netamente sociales por su interés benéfico y de servicio público, de gestión privada y de dependencia administrativa y legal del Estado; actualmente dependientes del Instituto Nacional de Bienestar Familiar (INABIF) y descentralizado del Ministerio de la Mujer para el Desarrollo Social.

Actualmente su funcionamiento en nuestra provincia incorpora al Estado como ente promotor del bienestar y la promoción social frente a los más pobres de nuestra provincia brindando servicios asistenciales espontáneos e innatos y a la vez generando puestos de trabajo, tareas incorporadas en las políticas de lucha contra la pobreza y orientadas a contribuir a elevar la calidad de vida de la población en situación de abandono y riesgo.