Funciones

Las Actividades de Apoyo Social (AAS) constituyen la primordial función de las Sociedades de Beneficencia Pública y Juntas de Participación Social, están orientados a atender las necesidades primordiales de la población en riesgo.

Los Directorios de las Sociedades de Beneficencia Pública y Juntas de Participación Social son los responsables de desarrollar las AAS, generando el financiamiento necesario con ese fin a partir de la eficiente administración de los recursos que dispone la institución benéfica.

Las AAS permiten reconocer la capacidad de gestión, responsabilidad y compromiso de los Directorios, Funcionarios y el personal de la institución. Dichas AAS se brindan a través de servicios en los que se atiende a la población más necesitada, estos son denominados beneficiarios.

Los Servicios en los que las Sociedades de Beneficencia Pública y Juntas de Participación Social realizan sus AAS se clasifican en:

1.- Servicios Permanentes.- Los Servicios Permanentes son aquellos que están dirigidos a atender de manera sostenida y prolongada las necesidades del grupo beneficiario, se ofrecen en instalaciones que están destinadas exclusivamente y de manera estable en relación a la frecuencia y los horarios de atención. Están orientados a promover alternativas para el desarrollo de los beneficiarios.. Son Servicios Permanentes los relacionados a:

– Apoyo Alimentario
– Apoyo en Salud
– Apoyo en Educación
– Atención Integral
– Asesoría Jurídica

2.- Servicios Ocasionales.- Son aquellos que están dirigidos a atender las necesidades que se presentan ocasionalmente en la población en riesgo, y que luego de la intervención, se satisface el requerimiento del beneficiario. Este tipo de servicio difícilmente puede promover alternativas para el desarrollo de los beneficiarios, sin embargo soluciona o alivia el problema presente del necesitado. Son Servicios Ocasionales los relacionados a:

– Apoyo Alimentario
– Apoyo en Salud
– Apoyo en Educación
– Apoyo Recreacional
– Apoyo de Servicios Funerarios
– Apoyo en Emergencias y Desastres
– Asesoría Jurídica

No se consideran AAS las relacionadas con Actividades Comerciales que las SBP/JPS realizan para financiar a las primeras. Las Beneficencias deben tener presente que el apoyo que realiza a sus beneficiarios, en lo posible, debe generar oportunidades para que el sujeto de apoyo, pueda luego valerse por si mismo, es decir haber desarrollado capacidades de autosostenimiento. Esa es la mejor manera de apoyar que puede realizar las SBP/JPS en favor de los beneficiarios.

Los Beneficiarios se pueden distribuir en dos grupos claramente diferenciados:

a) Los Beneficiarios Permanentes
b) Los Beneficiarios Ocasionales

Los Beneficiarios Permanentes son aquellos que reciben de manera prolongada y sostenida la asistencia social de la institución benéfica, son por excelencia los que reciben el apoyo social prácticamente a diario, e inclusive reciben el apoyo integral, es decir son beneficiarios institucionalizados que reciben la atención en alimentación diaria, e incluso alojamiento, vestido, salud, educación, recreación, según corresponda.

Los Beneficiarios Ocasionales, son aquellos que reciben de manera puntual y concreta la asistencia social de la institución benéfica. Este apoyo institucional se restringe a un ámbito específico, que busca ayudar al beneficiario o a su familia en una determinada circunstancia, y por la naturaleza del apoyo se entiende como una intervención de la institución en el momento sin ligarse con él por mayor tiempo. Es por esta razón que no se pretende que con este tipo de acción se logre mayor impacto en la vida del beneficiario.